Que se puede hacer un disco de corte de diamante gastado.

Los discos de diamante que se emplean en las maquinas radiales para cortar materiales cerámicos en construcción , con el uso se desgastan y terminan por no ser útiles. Afortunadamente en los últimos años los precios de estos discos han bajado considerablemente y por solo 10 euros pueden sustituirse. No obstante estos discos aunque estropeados aun nos pueden dar algo útil ya que sin ninguna duda todavía podrán quedar diamantes en su interior.

 

Para extraer los diamantes del disco el sistema mas eficaz es disolver el hierro con que están construidos mediante una ácido. Ese es el procedimiento que se describe aquí.

Para ello es conveniente eliminar la pintura con que esta recubierto parte del disco. Esto se puede hacer calentando el disco y rascando con una espátula o mediante un quitador de pinturas. Si no se quita la pintura, esta se desprenderá cuando se ataque con el ácido y luego será un poco mas complicado separar los diamantes.

También se puede recortar la periferia del disco que es donde están los diamantes mediante una sierra y atacar solamente este trozo desechando la parte interior.

Para atacar con ácido se pueden emplear muchos productos químicos, aunque el mas barato es el ácido clorhídrico comercial que se encuentra en cualquier lado. Como la velocidad de reacción es relativamente lenta se puede acelerar añadiendo agua oxigenada. Conviene meter el disco en una cubeta de plástico cubierto totalmente por la solución ácida. Con ácido nítrico al 30% la velocidad es mas rápida pero se emiten bastantes vapores desagradables.

Para disolver totalmente un disco se pueden requerir dos semanas aunque en un par de días se ha comido suficiente disco para haber liberado la mayor parte de los diamantes. Por eso después del ataque con ácido se decanta cuidadosamente el ácido cuidando de que no arrastre los diamantes depositados en el fondo. Y se lava una vez con agua.

Debajo del grifo se frota la superficie del disco con una espátula para arrancar los diamantes parcialmente adheridos de manera que caigan en la cubeta arrastrados por el agua.

El deposito en la cubeta está formado por diamantes oxido de hierro e impurezas. Añadiendo ácido nítrico concentrado se elimina la mayor parte del oxido de hierro y la impurezas, quedando prácticamente puro un deposito de diamantes, los cuales se pueden observar muy bien con una lupa de unos 8 aumentos. Generalmente son diamantes de 0,5 mm de arista de color amarillento en los cuales se pueden apreciar perfectamente las aristas y la forma de cristalización.

La ultima vez que realice este proceso de extracción obtuve 0,9 gramos de diamantes, los cuales puedes vez en la fotografía. Si te parece que 0,9 gramos es poco, ten en cuenta que esto es aproximadamente 4,5 quilates.

Que hacer con los diamantes , eso ya es cosa tuya. De cualquier manera si necesitas diamantes mas grandes, que sepas que puedes comprar en algunas tiendas de minerales cubitos de 1,5 o 2 mm de arista por unos 6 euros cada uno.

El Doctor Frank de Copenhague