¿Que se puede hacer con un televisor o un monitor de ordenador abandonado?.

Una de las cosas que me han horrorizado mas de la electrónica es reparar un televisor. No obstante recientemente descubrí que se puede sacar algo de provecho al hacer la autopsia de un televisor o de un monitor de ordenador.

Lo primero es limpiarlo de polvo ya que suelen almacenarlo en cantidades industriales. Después conviene separar las dos partes fundamentales, el tubo y la placa de circuitos y tirar el resto para hacer sítio en el taller.

El tubo.

Después de quitarle las bobinas de reflexión nos queda el tubo desnudo. Con un dremel y un disco abrasivo se hace una señal el cuello justa antes de que empiece a ensancharse y se calienta con un pequeño soplete para que se agriete y se separe por esa parte. Hacerlo con precaución para evitar una implosión. Con esta operación hemos separado el cañón del resto. El cañón tiene difícil aprovechamiento aunque es curioso ver como esta construido. Si el tubo es monocromático tal vez podamos aprovechar el cañón para hacer un microscopio electrónico o algo similar.

Dos cañones de televisor desnudos. El de arriba es de un tubo de color, por lo tanto es de trez haces. El inferior mucho mas simple es de un tubo monocromático.

Con el disco abrasivo hacer una señal lo mas profunda posible alrededor de la pantalla a unos 3 cm de la zona más ancha. Calentando igualmente se parte por ahí. No siempre sale bien pero tampoco es muy importante. Esa especie de gran embudo de cristal que nos queda tiene poco aprovechamiento, pero en la zona cercana a la pantalla podemos extraer algunas cosas. Paralela a la pantalla hay una fina lamina de metal perforada, que es lo que se llama la mascara. Como es fina con una navaja se puede cortar el perímetro y así dejar descubierto el fósforo. La mascara nos puede servir para hacer un cedazo o utilizar fragmentos para cerner polvos.

Pegado al interior de la pantalla, encontramos el fósforo. Esta recubierto de una finisima capa de aluminio. Se puede separar con un pincel. Para ello se barre toda la pantalla acumulando el polvo que se desprende en un punto y luego se recoge. Si el tubo es en color los fósforos de los tres colores se recogen simultaneamente con lo cual resultara de fluorescencia blanca. Pero si es un tubo monocromático de un ordenador o de un cañón de proyección resultara de este color. Hay que se cuidadosos porque la cantidad de fósforo es del orden de un gramo.

Aunque ese fósforo se puede utilizar tal cual es mejor purificarlo para eliminar el aluminio. Para ello se pone en un vaso de precipitados con 10 cc de agua y se echa unas gotas de una solución al 10% (mas o menos) de hidróxido sódico, que reacciona con el aluminio formado aluminato sódico soluble. Enseguida se ve que la solución burbujea desprendiendose hidrogeno. En unos minutos el aluminio se habrá disuelto. En caso de que cese el burbujeo y se vea que todavía queda aluminio añadir mas solución de hidróxido sódico. Una vez disuelto el aluminio hay que lavar el polvo que queda. Para ello se añade mas agua se agita, se deja reposar en el fondo y se retira el liquido que sobrenada. Se repite cinco o mas veces con 20 cc de agua. Se retira todo el agua posible (una jeringa puede servir bien para estas operaciones) y se deja secar. También se puede hacer un ultimo lavado con alcohol o acetona que facilita el secado y que el polvo quede suelto. Una vez seco guardamos el fósforo en un frasquito. Ojo, aunque se llamen fósforos a estas sustancias no son compuestos de fósforo, sino que tienen composiciones muy diversas.

Por ultimo ya solo nos queda la parte mas plana de la pantalla. Si el tubo es de baja radiación que es lo mas normal estará construido con un vidrio de alto contenido en plomo, para filtrar los rayos X. Si queremos aprovechar este vidrio lo guardaremos.

La placa de circuitos.

La placa de circuitos es bastante compleja y tiene bastantes componentes, yo solo me voy a referir a los que considero mas importantes.

Si el monitor o televisor es relativamente moderno, se alimentara a través de la red mediante una fuente de conmutación. Esto es rectificara directamente los 220 los filtrara para obtener unos 390 v continua. Un inversor con uno o dos transistores MOST-FET que atraca a un pequeño transformador con núcleo de ferrita y después de ser rectificada proporciona tensiones del orden 15 v para alimentar los circuitos auxiliares y unos 200 V para atacar al circuito de alta tensión. Observando detenidamente la placa puede determinarse exactamente las ubicaciones de estor circuitos y mediante una fresa separalos del circuito principal, con los que obtendremos una fuente que alimentada directamente de la red nos proporcionara unos 25 Kv y de 2 a 4 mA dependiendo del modelo en cuestión.

 

Volver a la página principal.